Peix Nostrum, los deliciosos pescados de dos cofradías ibicencas

 In Prensa

GASTRONOTAS DE CAPEL. Por José Carlos Capel
El País, 8 de junio del 2017

Seis pequeñas embarcaciones en defensa de la sostenibilidad de sus costas

Acabábamos de llegar al restaurante S’Espartar cuando Vicent Ramis, jefe de sala y uno de sus propietarios se brindó a mostrarnos sus cámaras de frío. Accedimos y penetramos en las cocinas donde Pepe Ferrer, cocinero jefe, primo hermano de Ramis y copropietario del local nos franqueó el camino. A la vista, decenas de grandes pescados colgados de las agallas, eviscerados y con las cabezas intactas. Grandes meros, cabrachos, serviolas, y peces San Pedro alineados igual que si fueran aves de caza ya desplumadas. Todos con una vitola amarilla cosida a la cabeza y un número de identificación en clave.

¿Qué significa esta vitola? Solo la llevan los pescados capturados por las pequeñas embarcaciones ibicencas. Garantiza el origen y la trazabilidad de cada uno. Contamos con una organización, Peix Nostrum, que los distingue.

EL PESCADOR TONI BLAI (IZQUIERDA) Y PERE VALERA ( DERECHA) GERENTE DE PEIX NOSTRUM

Acabábamos de llegar al restaurante S’Espartar cuando Vicent Ramis, jefe de sala y uno de sus propietarios se brindó a mostrarnos sus cámaras de frío. Accedimos y penetramos en las cocinas donde Pepe Ferrer, cocinero jefe, primo hermano de Ramis y copropietario del local nos franqueó el camino. A la vista, decenas de grandes pescados colgados de las agallas, eviscerados y con las cabezas intactas. Grandes meros, cabrachos, serviolas, y peces San Pedro alineados igual que si fueran aves de caza ya desplumadas. Todos con una vitola amarilla cosida a la cabeza y un número de identificación en clave.

¿Qué significa esta vitola? Solo la llevan los pescados capturados por las pequeñas embarcaciones ibicencas. Garantiza el origen y la trazabilidad de cada uno. Contamos con una organización, Peix Nostrum, que los distingue.

EL COCINERO PEPE FERRER EN SUS CÁMARAS DE PESCADO

Como me faltaban muchas cosas por averiguar a media mañana del pasado martes había concertado una cita con Pepe Valera, cara visible de Peix Nostrum en la Cofradía de Pescadores del puerto de Ibiza. Acababa de descargar un barco y sobre el suelo del recinto me encontré con cajitas llenas de tiñosos, gallinetas, lluernas, rotjas, salmonetes, pajelitos, besuguete, arañas, serranitos y jarrets, entre otros.

¿Qué es Peix Nostrum? Una organización modesta. Tan solo el 20% de los pescados que se consumen en Ibiza provienen de nuestras propias aguas. La fundamos en 2008 con la intención de que los consumidores identifiquen nuestra pesca. En 2016 pusimos en marcha las bridas identificativas y las etiquetas que en un futuro incluirán también un código QR.

Acabábamos de llegar al restaurante S’Espartar cuando Vicent Ramis, jefe de sala y uno de sus propietarios se brindó a mostrarnos sus cámaras de frío. Accedimos y penetramos en las cocinas donde Pepe Ferrer, cocinero jefe, primo hermano de Ramis y copropietario del local nos franqueó el camino. A la vista, decenas de grandes pescados colgados de las agallas, eviscerados y con las cabezas intactas. Grandes meros, cabrachos, serviolas, y peces San Pedro alineados igual que si fueran aves de caza ya desplumadas. Todos con una vitola amarilla cosida a la cabeza y un número de identificación en clave.

¿Qué significa esta vitola? Solo la llevan los pescados capturados por las pequeñas embarcaciones ibicencas. Garantiza el origen y la trazabilidad de cada uno. Contamos con una organización, Peix Nostrum, que los distingue.

Como me faltaban muchas cosas por averiguar a media mañana del pasado martes había concertado una cita con Pepe Valera, cara visible de Peix Nostrum en la Cofradía de Pescadores del puerto de Ibiza. Acababa de descargar un barco y sobre el suelo del recinto me encontré con cajitas llenas de tiñosos, gallinetas, lluernas, rotjas, salmonetes, pajelitos, besuguete, arañas, serranitos y jarrets, entre otros.

¿Qué es Peix Nostrum? Una organización modesta. Tan solo el 20% de los pescados que se consumen en Ibiza provienen de nuestras propias aguas. La fundamos en 2008 con la intención de que los consumidores identifiquen nuestra pesca. En 2016 pusimos en marcha las bridas identificativas y las etiquetas que en un futuro incluirán también un código QR.

¿Cómo funcionáis? Como has visto, la pesca que acaba de desembarcar uno de nuestros barcos es poca cosa. Salen a faenar a las cuatro de la madrugada. Tiran la red y hacen un primer lance, nunca más de una hora para que los pescados no se machaquen. Recogen la red, clasifican la pesca y vuelven a calarla. Si con dos lances tienen suficiente regresan a casa.

¿No pasan por subasta? En Ibiza no hay subastas, cada barco posee sus propios compradores. La hora límite de pesca concluye a las 4 de la tarde, pero nunca la sobrepasan. Ninguno de nuestros pescadores quiere agotar los recursos, todo lo contrario. Solo extraemos cantidades razonables. No somos partidarios de las subastas, resultan perjudiciales para el mar y los pescadores. Si pescas mucho jurel, por ejemplo, el precio baja y el pescador se resiente

¿A quiénes venden los barcos? A las pescaderías y superficies comerciales. Los restaurantes se abastecen en estos lugares. El restaurante S’Espartar es una excepción porque cuenta con un hermano pescador asociado a Peix Nostrum.

¿Quiénes pertenecen a Peix Nostrum? Las dos únicas cofradías de la isla. En la del puerto de Ibiza contamos con cuatro barcos y en la de San Antonio, solo dos, en total seis de arrastre. Aparte, una treintena de llauts pequeñitos que se valen de artes menores, palangres, trasmallo y traíñas como les llaman en la Península. Alcanzamos a 50/55 asociados. Para poder subsistir cada marinero asociado abona una cuota a la Cofradía. Nuestra flota pesquera está obsoleta, son barcos muy antiguos, el más moderno cuenta ya con 14 años. Aun así, todos cumplen con las normativas europeas.

¿Cuántos kilos capturáis al año? Poco. Entre los dos puertos, San Antonio e Ibiza, 208 toneladas el pasado año. Las cifras son oficiales. Peix Nostrum es un grito en favor de la sostenibilidad y la defensa del Mediterráneo.

¿Han disminuido las capturas en Ibiza como en tantas costas españolas? En absoluto. Los pescadores son los primeros que se manifiestan en contra de aquella política antigua de extraer hasta el límite. Incluso estamos creando reservas marinas. Su mentalidad ha cambiado de manera radical y todos quieren respetar su medio de vida. Baleares es el único enclave del Mediterráneo donde la langosta no está en riesgo de desaparición.

¿Vendéis fuera de la isla? A menudo nos llaman desde la Península para comprarnos pescado. Mi respuesta siempre es negativa. No podemos sobreexplotar nuestros recursos. Queremos seguir viviendo de la pesca que es nuestro futuro y ha sido nuestro medio de supervivencia.

Comparte
Recent Posts

Leave a Comment

1 × tres =