La sirvia, la gran protagonista del otoño

 In Sin categoría

Con el nombre común de sirvia, pez limón, lecha o lechola -y en sus fases juveniles como verderol- se conoce comunmente a la Seriola dumerili. Es una especie de pescado azul que puede alcanzar en su madurez los 60kg de peso. De hábitos pelágicos, esta especie puede encontrarse nadando en solitario o en grupos si está en época de reproducción. Junto al salmonete, el calamar y el atún rojo es uno de los pescados estrella de la temporada de otoño.

Su dieta se compone de otros peces, calamares y sepias principalmente. Su franja lateral de coloración amarillenta es muy característica. Va desde la boca a la dorsal, pasando por la línea ocular, de ahí que se le llame pez limón. Es un pez pelágico, es decir, que vive con cierta independencia del fondo. Así, mientras que en invierno lo encontramos a profundidades de unos 300 metros de profundidad, en primavera y verano se aproxima a la costa y asciende hasta los 20-60 metros, cerca ya de la superficie.

Son grandes nadadores. Su edad reproductiva se da a partir de los 4 años en machos y los 5 en hembras, momento en el que miden alrededor de 80 cm y pesan unos 12 kg aproximadamente. La puesta la realizan cerca de la costa, en zonas donde existen estructuras flotantes. Es fácil de confundir con la chova Pomatomus saltatrix. La estrategia de caza de los ejemplares juveniles es muy interesante: se mezclan entre los grupos de salpas, un pez herbívoro e inofensivo, para poder acercarse a los bancos de peces pequeños sin provocar su huida. Cuando ya están bastante cerca del objetivo, se abren paso entre las salpas atacando todos a la vez al máximo número de pececillos posible. A continuación proceden a devorar los ejemplares muertos o heridos. Los practicantes de submarinismo los verán acercarse en línea recta y posteriormente efectuar vueltas a su alrededor, impulsados por una insaciable curiosidad.

RR__21

Los ejemplares jóvenes de la sirvia son conocidos como verderoles y no pueden ser pescados si su longitud es inferior a los 30cm. Las técnicas empleadas para su captura son el currican y lo que se conoce en Ibiza como soltes, un arte de parada parecido a la almadraba pero de pequeñas dimensiones. Se le considera un pescado azul y desde el punto de vista nutricional su carne es rica en proteínas, hidratos de carbono, ácidos grasos omega 3 y vitaminas A, B, B3, B9, B12 y E. También presenta un alto contenido en sales minerales. Además, al tener pocas espinas es ideal para iniciar a los niños en el consumo de pescado. Su carne es exquisita y muy apreciada, muy parecida a la de la corvina. Culinariamente se puede preparar muy fácilmente a la plancha o al horno, aunque es muy versátil para elaboraciones crudas (carpaccio, sashimi, ceviche…)

Taco de Sirvia semi curada con almendra de Ibiza. Restaurante Es Ventall

Taco de Sirvia semi curada con almendra de Ibiza. Restaurante Es Ventall

En octubre de 2020, el Grupo de Acción Local para el Desarrollo Rural y Pesquero de Ibiza y Formentera (Galef) y el Consell de Ibiza realizaron unas jornadas de marcaje de la especie. El objetivo de esta iniciativa fue emprender una campaña de estudio de la biología de la sirvia, así como realizar un control de su población con el fin de establecer futuras medidas para garantizar su sostenibilidad. La pesca de los juveniles del pez limón ya está restringida en Ibiza y Formentera, con una veda en vigor del 1 de julio al 15 de septiembre, en la que se prohíbe la captura de ejemplares inferiores a los 30 centímetros de longitud.

Fotografía Diario de Ibiza

Fotografía Diario de Ibiza

Comparte
Recent Posts

Leave a Comment

veinte − diecisiete =

pescado_de_ibiza